Comunicado indulgencia plenaria y posibles absoluciones colectivas por emergencia coronavirus.

Queridos Archicofrades:
En el día de hoy, viernes 20 de Marzo de 2020, la Santa Sede, por mandato de Santo Padre el Papa Francisco, ha decretado la concesión de Indulgencias especiales a los fieles en la actual situación de pandemia. El Decreto Apostólico señala:
Para que todo los que sufren a causa del Covid-19 puedan redescubrir el mismo sufrimiento redentor de Cristo, la Santa Sede, confiando en la Palabra de Cristo Señor y considerando con espíritu de fe la epidemia actual, para vivirla con espíritu de conversión personal, concede el don de las Indulgencias.
Se concede la Indulgencia plenaria a los fieles enfermos de Coronavirus, sujetos a cuarentena en los hospitales o en sus propias casas, a los agentes sanitarios, los familiares y todos aquellos que, siguiendo el ejemplo del Buen Samaritano, exponiéndose al contagio, cuidan de los enfermos según las palabras del Divino Redentor: “Nadie tiene mayor amor que aquel que da la vida por sus amigos” (Jn 15,3). Se obtendrá el don de la Indulgencia si, con espíritu desprendido de cualquier pecado, se unen espiritualmente a través de los medios de comunicación a la celebración de la Santa Misa, la lectura de la Sagrada Escritura, el rezo del Rosario, la práctica del Vía Crucis u otras formas de devoción, con la voluntad de cumplir las condiciones habituales de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre, apenas les sea posible.
Es por ello que, desde la Comisión de Espiritualidad de la Archicofradía, enviaremos por los distintos canales y redes de comunicación, la lectura del Santo Evangelio de cada día, con una breve meditación y oraciones a nuestros sagrados titulares. Igualmente se enviará en su momento material para celebrar cada uno en la intimidad de su hogar el Vía Crucis, el Sermón de las Siete Palabras de Cristo en la Cruz y la Corona de los Siete Dolores de la Virgen.
Cada uno desde su hogar, junto a sus familiares, permanezcamos unidos en la misma fe y en la misma devoción en torno a nuestros sagrados titulares, por medio de estos instrumentos de comunión.
Que el Stmº Cristo de la Expiración, que derramó su sangre por todos, en el mayor gesto de amor, aliente nuestra esperanza y la pronta recuperación de todos los enfermos de esta pandemia, proteja y aliente a todos los sanitarios y a los miembros del Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil.
Que la Stmª Virgen de los Dolores Coronada, Madre de Dios, Salud de los Enfermos y auxilio de los Cristianos, socorra a la humanidad doliente, ahuyentando de nosotros el mal de esta pandemia y obteniendo todo bien necesario para nuestra salvación y santificación.
Manuel Corcelles
Hnº Mayor

Descarga el comunicado en PDF: Comunicado Indulgencia 20.3.20